Compartir en Facebook

Estrenos de midseason: Good Girls

¿Serías capaz de hacer cualquier cosa por salvar a tu familia? ¿Incluso robar un supermercado? Esta es la pregunta que se hacen las tres protagonistas de Good Girls, serie que se estrenó el pasado 26 de febrero, y que da el pistoletazo de salida a la aventura en la que se van a ver inmersas nuestras tres protagonistas.

Good Girls nos presenta a tres madres cuya vida se ha visto tambaleada de un momento a otro. Beth, la ama de casa perfecta, descubre demasiado tarde no solo que su marido mantiene una aventura, sino que ha hipotecado tres veces su casa. Con cuatro hijos y sabiendo que más pronto que tarde perderán su hogar, Beth sabe que tiene que hacer algo al respecto. Por el contrario, Annie –hermana de Beth- debe de hacer frente a su ex novio, que reclama la custodia de su hija, pero no tiene dinero para pagar a un abogado, y todo apunta a que perderá la demanda. Y finalmente llegamos a la última de nuestras protagonistas: Ruby, cuya hija gravemente enferma se encuentra en una lista de trasplantes que parece eterna, su única alternativa es pagar un tratamiento de 10.000 dólares.

Y como era de esperar, nuestras protagonistas se lanzan a la aventura, armadas con pistolas de juguete. No solo porque necesitan el dinero, sino también porque tienen la seguridad de que pueden conseguirlo. Solo 30.000 dólares, un botín más que necesario y tres hogares salvados. La sorpresa viene cuando tienen que contar el dinero… No son treinta mil dólares lo que acaban de robar, sino que en el supermercado había medio millón de dólares, y… ¿qué clase de supermercado guarda tal ingente cantidad de dinero?

Good Girls nos presente algo muy bueno, y no es solo la fuerza que consiguen sacar estas mujeres para hacerle frente a las adversidades. Sino que nuestras protagonistas se muestran con bastante naturalidad ante los obstáculos que se les interponen. Seguramente si yo fuera a robar un banco, el resultado sería bastante similar, imperfecto y hasta cutre. Beth, Annie y Ruby no son profesionales, son naturales, inexpertas, ese tipo de ladronas que no saben que están haciendo pero que sienten como la adrenalina recorre su cuerpo. Capaces de cometer errores que las inculpen o ponerse a hablar con los niños del supermercado como si no estuvieran protagonizando un atraco.

Como era de esperar, ese dinero tiene un dueño y éste no duda en presentarse ante las chicas para reclamarles algo que ya se han empezado a gastar. Este será el inicio de la trama, el punto de partida de lo que cambiará sus vidas para siempre. Cuando no pueden conseguir el dinero, solo les queda aceptar su muerte… o esperar a que les propongan un trato mejor: tienen que robar algo más, algo más trascendente que un supermercado. Y con esto damos el verdadero pistoletazo de salida a Good Girls, una serie donde veremos como las protagonistas aceptan sus nuevos roles, una serie de mujeres desesperadas que quiere posicionarse como una serie de autodeterminación, feminista y que reclama la libertad.

Good Girls nos presenta una premisa que ya hemos visto en otras series –sin irnos muy lejos en el tiempo, puede recordarnos a Ozark y si queremos aventurarnos mucho más, el símil se acerca bastante a Breaking Bad, con Walter White y su negocio de metanfetamina-, y que parece que siempre nos va a acompañar en la historia de las series. Un grupo de mujeres que se hace con un dinero que no es suyo y que presumiblemente procede de la droga. Ahora solo les queda rezar para hacerlo todo bien. No esperemos encontrarnos en esta una serie formidable, de esas que pasan a la historia, Good Girls no puede aspirar a tanto, y se contenta con el puro entretenimiento. Con solo dos capítulos, apunta a que será una serie que nos haga disfrutar de unos agradables 44 minutos, cuyas sorpresas y giros terminan por hacernos esbozar una sonrisa, orgullosos de estas tres madres. Lo bueno que tiene la serie son sus protagonistas, cada una de ellas única e imprescindible en el grupo, que nos hacen oscilar entre la comedia y el drama. Ahora queda esperar y ver si Good Girls se mantiene en su línea o acaba decayendo.

Compartir en Facebook
Cargando...
¡Deja tu comentario!